9 maneras de agradar a los demás (incluidos tus clientes)

Nada de lo que te voy a contar es un descubrimiento reciente de las neurociencias.

Estas 9 maneras de tratar y agradar a los demás fueron expuestas hace casi 100 años por Dale Carnegie en su famoso libro «Cómo ganar amigos e influir sobre las personas».

Por lo tanto, si el filtro del tiempo las ha mantenido muy vigentes, es porque son verdades universales de las relaciones humanas.

He querido añadir al título «incluidos tus clientes» para destacar, una vez más, que tus clientes actuales o potenciales son personas con sus propias emociones, deseos, prejuicios, ideas, miedos, etc, etc. Y por lo tanto necesitas crear una relación de confianza con ellos para conseguir la venta.

Si realmente quieres establecer una buena relación con otra persona (o cliente) te resumo los 9 consejos que nos dejó el maestro Dale Carnegie:

  • 1. No critiques, no condenes ni te quejes: la crítica es inútil porque pone a la otra persona a la defensiva. Y es peligrosa porque hiere el orgullo y genera resentimiento. Con la crítica nunca se consiguen cambios duraderos. «En la misma medida que anhelamos la aprobación, tememos la condena», dijo Hans Selye. Una crítica punzante (justificada o no) puede durar toda la vida en el recuerdo del que la sufre. Somos seres emocionales llenos de prejuicios, orgullo y vanidad. 
  • 2. Demuestra aprecio honrado y sincero: William James dijo «el principio más profundo de la naturalez humana es ser apreciado». Ten en cuenta que el aprecio es sincero y altruista. Pero la adulación es egoísta y genera rechazo, es el elogio barato. Trata de dejar pequeñas muestras de gratitud diariamente, te sorprenderán lo que generan en poco tiempo.
  • 3. Despertar en los demás el deseo de conocer o comprar lo que piensas u ofreces: el secreto del éxito es la capacidad de ponerse en el lugar del otro, ver las cosas desde su punto de vista y apreciarlo. El egoísmo te lleva a hablar de lo que tu quieres en vez de dejar que el otro hable de lo que desea.
  • 4. Interésate sinceramente por los demás: se pueden ganar más amigos en dos meses interesándose en los demás que en dos años tratando que los demás se interesen en nosotros. El interés debe ser sincero y beneficioso tanto para el que recibe la atención como para el que la presta.
  • 5. Sonreír: una manera sencilla y gratuita de causar una buena primera impresión. Una imagen vale más que mil palabras, y con tu sonrisa sincera estás diciendo: «me gusta estar contigo, me haces un poco más feliz y por ello me alegro de verte». Es tan potente la sonrisa sincera que Incluso se percibe hablando por tf. Y como dice el proverbio chino: «el hombre cuya cara no sonríe no debe abrir una tienda».
  • 6. Para tu interlocutor su nombre es una palabra mágica: el nombre individualiza a la persona, la hace sentirse única entre los demás. La información que damos, o la pregunta que hacemos, adquiere una importancia especial cuando le añadimos el nombre del interlocutor. Y además genera cercanía, calidez y confianza en el interlocutor. 
  • 7. Se un buen oyente. Anima a los demás a que hablen de sí mismos: es muy importante realizar una escucha activa a la persona que habla. Si no escuchas con atención, y estás más pendiente de lo que vas a decir, no estás escuchando nada. Escuchar con atención es un regalo muy valioso que hacemos al otro.
  • 8. Habla pensando en lo que interesa a los demás: La persona que solo habla de sí misma, solo piensa en sí misma. El mejor camino para llegar al corazón de una persona es hablarle de lo que realmente más valora.
  • 9. Haz que la otra persona se sienta importante y hazlo sinceramente: el deseo de ser importante para los demás y de sentirse apreciado es una de los principales impulsos que animan al ser humano. Todos queremos que reconozcan nuestros méritos y esfuerzos. El poder del aprecio sincero es imparable, al igual que pequeños detalles diarios como «gracias», «disculpa si te molesto», «por favor», etc.  

Como te habrás dado cuenta todos los consejos son de sentido común, nada revolucionario. Lo verdaderamente revolucionario sería ponerlos en práctica a diario y en cualquier ocasión, tanto a nivel personal como profesional. ¿Te atreves?

Por cierto, tus clientes te lo agradecerán.

Si te interesa saber más sobre como conseguir clientes lo podemos hablar, déjame tus datos y te escribo en menos de 24h:

Comparte

Deja un comentario